Yihadismo: Interpol en Sevilla, a la sombra del atentado de París, para analizar el papel de los ‘retornados’

interpol-sevilla

En Sevilla. La Interpol ha elegido de nuevo España para celebrar una nueva cumbre internacional, un nuevo encuentro de alto nivel. Aún mantenía en la reserva la convocatoria, pero este encuentro centrará gran parte de sus trabajos en los atentados perpetrados por los terroristas yihadistas en París y en la figura del ‘retornado’

Al encuentro han confirmado ya su asistencia representantes policiales de más de 40 países, algunos de los más afectados por este fenómeno.

Inicialmente la agenda preveía que la cumbre policial centrara mucho sus trabajos en la lucha coordinada contra el crimen organizado.

Las últimas horas francesas han modificado la agenda. Y la sensación policial de que en los atentados de parís han podido tener un papel muy relevante ‘retornados’ de Siria, ha provocado que los que deciden los temas a tratar hayan decidido apostar por éste como uno de los prioritarios de la convocatoria.

El intercambio de información sobre este fenómeno está siendo intenso. La configuración de una red de datos sobre miembros sobre los sospechosos de haber abandonado sus países para formar parte de las huestes terroristas de Daesh avanza a velocidad razonable.

Porque, como recuerdan los especialistas antiterroristas, las estimaciones apuntan a que son más de 20.000 los que han decidido abandonar sus países de origen y marchar a luchar junto a Daesh en Siria e Irak. De esos 20.000, se estima que de países de la Unión Europea han salido no menos de 5.000. Su regreso es lo que más preocupa a los analistas policiales.

Y consideran clave poner en marcha mecanismos internacionales, bases de datos conjuntas.

Interpol es la mayor organización policial internacional y de la misma forman parte 190 países. En abril de 2013, sus responsables aprobaron un proyecto sobre combatientes terroristas extranjeros, con la creación y el mantenimiento de unabase de datos que permita tanto el intercambio de información como la elaboración de análisis sobre distintas facetas del fenómeno.

La base de datos correspondiente al proyecto ha pasado de contener poco más de 200 casos a superar la cifra de los 4.000, gracias a informaciones generalmente aportadas con algún tipo de restricción en su difusión, entre las policías de los países adheridos a Interpol.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*