WhatsApp gratís de por vida a cambio de

whatsapp

¿WhatsApp gratis para siempre? Las cuentas vitalicias de la aplicación no van a salir del todo gratis para el usuario, porque WhatsApp ya tiene todo listo para comenzar a compartir información de tu cuenta con Facebook y “mejorar la experiencia de los usuarios en la red social”.

Ha sido un desarrollador español, Javier Santos, quien ha descubierto unos menús ocultos en la versión 4.12.413 de la aplicación, que dan acceso a nuevas opciones de seguridad. La buena noticia es que, entre ellas, está la de habilitar o deshabilitar el envío de datos a Facebook, además de las habituales opciones de privacidad de WhatsApp y las opciones de pago.

El desarrollador ha publicado este martes el método para llegar a estos menús. Tan solo se necesita una instalación de Android con acceso por línea de comandos que permita  ‘engañar’ al terminal y acceder a esta parte de la app, que por el momento está oculta para los usuarios.

“Existe un comando en el sistema Android que te permite forzar mostrar en pantalla cualquier actividad oculta de las aplicaciones”, explica Santos a la Cadena SER. “Si conoces o imaginas de antemano cuáles son estas pantallas, podemos mostrarlas”.

Capturas de pantalla de los menús ocultos de WhatsApp

Capturas de pantalla de los menús ocultos de WhatsApp / Javier Santos

Esto se explica de forma muy sencilla: las aplicaciones dejan preparadas nuevas funciones, lanzan la actualización para su descarga, pero no habilitan estas pantallas hasta más tarde. En ese lapso de tiempo, los usuarios más curiosos pueden conseguir acceder a ellas y filtrarlas.

Este mismo desarrollador había descubierto también que la compañía estaba implementando el cifrado de mensajes punto a punto en WhatsApp, una mejora de seguridad con la que ya cuentan otras aplicaciones del sector como Telegram.

De momento, ni Facebook ni WhatsApp han hablado acerca del alcance de esta integración. Es más, hace pocos días, con el anuncio de las cuentas vitalicias, mantenían su compromiso de no introducir publicidad.

Dado que las conversaciones van cifradas, no es posible que el contenido de las conversaciones llegue a revelarse, pero sí datos de uso, números de teléfono o tiempos de conexión, que permiten a las empresas realizar perfiles a la hora de encauzar la publicidad fuera de la aplicación, como por ejemplo cuando el usuario navega por la red social.

Un cruce de datos que se ha hecho esperar

Hasta ahora, la posición de Facebook había sido la de mantener totalmente separadas WhatsApp, la red social y su otro emblema de la mensajería instantánea, Facebook Messenger. Llevaban desarrollos separados. WhatsApp se centraba en la comunicación, mientras Messenger contaba con un componente más social y la posibilidad de enviar stickers, animaciones GIF o hacer videollamadas. En Messenger sí había integración a todos los niveles con la cuenta de Facebook.

Los creadores de la aplicación, de hecho, justificaban el pago simbólico de 80 céntimos de euro anuales con el objetivo de no mostrar anuncios ni recopilar datos personales de los usuarios, según explican en su propio blog: “WhatsApp es nuestro producto y nuestra pasión. Tus datos personales ni nos importan”. Una afirmación que puede tener los días contados si Facebook nos obliga a compartir datos de uso a cambio de no pagar por esta suscripción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*