Términos y condiciones de uso, ¿sabemos lo que aceptamos?

Cuando compramos un servicio fuera del mundo virtual, nos informamos sobre todo lo que nos implica antes de comprarlo o cuando nos contratan en un nuevo trabajo y antes de firmar nos lo leemos de arriba a abajo, ¿por qué no hacemos lo mismo en internet?. Y lo que me llama más la atención, ¿sabemos lo que firmamos?. Realmente no sabemos que estamos autorizando al aceptar dichas condiciones y los motivos suelen ser que son textos largos, muchos son aburridos o difíciles de entender.

Podemos encontrarnos que, en el caso de Facebook, les estamos cediendo nuestro permiso sobre nuestros derechos de Propiedad Intelectual (PI) de las fotografías o vídeos que publiquemos en esta red social. Ellos lo llaman “licencia no exclusiva, transferible, con derechos de sublicencia, gratuita y aplicable en todo el mundo para utilizar cualquier contenido de PI que publiques en Facebook o en conexión con Facebook (en adelante, “licencia de PI“). Esta licencia de PI finaliza cuando eliminas tu contenido de PI o tu cuenta, salvo si el contenido se compartió con terceros y estos no lo eliminaron.” Si quieres saber más sobre la Declaración de derechos y responsabilidades de Facebook pincha aquí.

123

También pasa, que cada cierto tiempo esas mismas webs cambian los términos y condiciones de su política y para seguir utilizándolos tenemos que aceptar esas nuevas condiciones de uso.

Ejemplos de esto los tenemos con Instagram. La popular red para publicar fotos y compartirlas, cambió a finales de 2012 parte de las condiciones de su servicio y sólo rectificó cuando comprobó que un porcentaje elevado de usuarios  dejo de conectarse a esta aplicación móvil.

También Facebook, en esas mismas fechas, realizó una acción parecida. En este caso la compañía deMark Zuckerberg fue un poco “más original” y propuso que esa nueva política de privacidad fuese votada por sus usuarios. Si esa consulta era votada por un 30% o más de sus usuarios sería vinculante. La realidad nos demostró  que hubo una abstención cercana al 99%, ya sea porque los usuarios de la mayor red social no tenían ningún interés en este tipo de participación o porque este tipo de votaciones sean ridículas, como reflejó Javier Martín en este artículo.

Sea como fuere, no le damos mayor importancia a la hora de aceptar dichas condiciones y luego puede pasar como algunos usuarios que han sido bloqueados de Whatsapp, precisamente por no leer y aceptar esos “términos y condiciones de uso“. Esta aplicación considera que te puede bloquear la cuenta, y así lo refleja en sus condiciones, si considera que los mensajes que envías son spam, cuando envías muchos mensajes y los considera abusivos por que considera que detrás puede haber una máquina que los envía, aunque sea el propio usuario.

Conclusión

Aunque no le prestemos la menor atención a este aspecto, considero que, aunque ya estemos dados de alta en cualquier red social o página web, nos leamos de vez en cuando dichos términos para no llevarnos, al cabo del tiempo, con una desagradable sorpresa.

 

¿Has leído alguna vez estos Términos y Condiciones de uso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*