la rosa y el libro

Sant Jordi- la princesa y el dragón

Existen diferentes versiones acerca de este santo y el dragón, dependiendo del país o la región donde se cuenta. En Cataluña existe su propia versión que además se ha popularizado aún más al celebrase junto con el día mundial del libro.

la leyenda de Sant Jordi

la leyenda de Sant Jordi

Dice la leyenda que había un dragón colosal que atacaba la villa de Montblanc. La bestia se había instalado a las afueras del pueblo, infectando el aire y el agua con su aliento apestoso y causando estragos entre el ganado. En su búsqueda de alimento, cada vez se aproximaba más a las murallas, por lo que los vecinos tuvieron que buscar una forma de mantenerlo apartado. Empezaron dándole de comer ovejas; cuando éstas se acabaron, siguieron con los bueyes, y luego con los caballos. Y por fin no tuvieron más remedio que sacrificar a los propios habitantes. Se metieron los nombres de todos en un puchero, también el del rey, y el de su hija la princesa, y cada día una mano inocente decidía quien moriría la mañana siguiente. Y una tarde la escogida fue la princesa. Dicen unos que el rey lloró y suplicó a sus súbditos por la vida de su hija, pero que de nada le sirvió, ya que no era el único padre desconsolado. Cuentan otros que el rey entregó a su hija con valentía y entereza. Sea como fuere, la joven salió de las murallas y se dirigió hacia su triste destino.

 Y dice la leyenda que de camino hasta la cueva del dragón, la princesa justo antes de ser la siguiente victima del sanguinario dragón fue rescatada por un valiente caballero que  surgiendo de entre la bruma a lomos de un caballo blanco  arremetió contra la bestia. El animal, herido, se sometió al caballero, que le ató al cuello un extremo del cinturón de la princesa. La dama tomó el otro extremo del cinturón y, para pasmo de los pobladores de Montblanc, condujo al dragón como a un perrito hasta la puerta de la ciudad. Allí, a la vista de todos, el caballero remató a la bestia de un certero golpe de lanza. Dicen unos que el dragón se fundió y fue absorbido por la tierra. Cuentan otros que un gran charco de sangre se formó a los pies del caballero. Sea como fuere, en aquel mismo instante creció un rosal y de sus ramas brotaron rojas rosas. El hermoso caballero recogió una y se la ofreció a la princesa.

Se supone que este es el origen de regalar rosas el día de Sant Jordi aunque no se sabe  con certeza cuándo comenzó realmente esta tradición. Hay constancia de que en el siglo XV, en Barcelona, era costumbre entre la nobleza acudir a misa a la capilla de Sant Jordi, en el Palacio de la Generalitat, y de que en esa misma plaza se celebraba la Fira de roses (Feria de rosas), una vieja fiesta en la que los hombres regalaban rosas como prueba de amor, un antecedente del actual San Valentín.

la rosa y el libro

la rosa y el libro

Probablemente el origen de la Fira esté en las ofrendas florales que los romanos hacían en mayo, con ocasión de los fastos de la diosa Flora. La rosa roja simboliza la pasión, y la espiga que a veces la acompaña, la fertilidad.

La rosa se unió a Sant Jordi, y hoy en día perdura la costumbre de regalar una rosa con una espiga. Y además, un libro.

¿Y por qué un libro? La Unesco proclamó el 23 de abril como Día Mundial del Libro coincidiendo con el día de la conmemoración del santo San Jorge (St. Jordi); en regiones como Cataluña y Baleares, existe una tradición popular que aúna ambas conmemoraciones mediante los intercambios de regalos de rosas rojas (Sant Jordi) y libros (Día del Libro).

Anualmente, coincidiendo con el día de San Jorge (23 de abril) se organiza la Semana Medieval de Montblanc.

Los datos de la diada de Sant Jordi

La venta de libros durante la última fiesta de Sant Jordi se incrementó en un 4% con respecto a 2014, con un total de 1,53 millones de ejemplares, mientras que la facturación fue de 20,35 millones de euros, un 6% más que el año pasado.

De los 43.070 títulos vendidos, 17.348 han sido de no ficción; 15.402 de literatura infantil y juvenil y 10.319 de ficción.

El conseller de Cultura, Ferran Mascarell; el presidente del Gremio de Libreros, Antoni Daura; el presidente de la Junta del Gremio de Editores de Cataluña, Patrici Tixis, y el presidente de la Asociación de Editores en Lengua Catalana, Albert Pèlach, han dado a conocer el balance del día 23 de abril en el denominado ‘Brindis de Sant Jordi’, que se instauró el año pasado. El pasado lunes, el presidente del Gremio de Libreros ya señaló que todo apuntaba a un incremento de ventas, que cifró en torno al 5%, con lo que se superarían los 1,5 millones de ejemplares (el año pasado fueron 1,47), y se rompería una tendencia que iba a la baja desde el año 2009.

De los libros vendidos, también destaca que un 53,59% de los ejemplares lo han sido en catalán y un 46,41% en castellano, aseverando Pèlach que por Sant Jordi cambia la tendencia del año puesto que, por ejemplo, es un día en que títulos como los de Milena Busquets o Haruki Murakami se adquirieron más en catalán que en castellano.

Se duplica la variedad de títulos vendidos Respecto al número de títulos, en la jornada se vendieron un total de 43.070, prácticamente el doble que el año anterior, cuando fueron 22.571, doblándose la variedad de los títulos adquiridos. En este punto, Daura ha indicado que el peso de los libros más vendidos -que en castellano encabezó María Dueñas y ‘La Templanza’ y en catalán Xavier Bosch y ‘Algú com tu’- tienen un peso sobre el total sólo del 6,49%.

Por otra parte, de los 43.070 títulos vendidos, un total de 17.348 lo han sido de no ficción; 15.402 de literatura infantil y juvenil y 10.319 fueron de ficción. En ficción en castellano, la novela más vendida fue ‘La templanza’, de María Dueñas, seguida por “Hombres buenos”, de Arturo Pérez-Reverte; “El tesorero”, de Francisco Ibáñez; ‘El mundo azul. Ama tu caos’, de Albert Espinosa, y ‘Blitz’, de David Trueba. Según el Gremio de Libreros, en no ficción en castellano los más vendidos fueron ‘MasterChef Junior’ y ‘Grandes platos para todos los días’, ambos de Shine, seguidos por ‘Yo fui a EGB’, de Javier Ikaz y Jorge Díaz; ‘Yo fui a EGB 2’, de los mismos autores, y ‘De lo peor, lo mejor’, de Auronplay.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2444075/0/sant-jordi/venta-libros/facturacion-subida/#xtor=AD-15&xts=467263

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*