Feria de Abril 2016 De Sevilla

feriaabril

Los sevillanos tienen por delante seis días de diversión, de música, rebujito y ‘pescaíto’. A la medianoche arrancaba de oficialmente la Feria de Abril de Sevilla, con las 25.000 bombillas de la portada y las más de 200.000 del Real, encendidas por primera vez en su historia por un niña. Este año el tiempo no parece que vaya a acompañar, al menos hasta el miércoles.

El alcalde de Sevilla quiere convocar una consulta para que una de las fiestas más populares de Andalucía, dure dos días más, aprovechando así la actividad económica que genera más de 800 millones de euros.


Ésta podría ser la última Feria de Abril de seis días de duración -desde las 00.00 horas del martes a las 00.00 horas del lunes siguiente- si los sevillanos así lo deciden. El alcalde de la ciudad, el socialista Juan Espadas, está decidido a convocar en los próximos meses una consulta popular para preguntar a los sevillanos si quieren ampliar la duración de su feria dos días más, adelantando el alumbrado a las 00.00 horas del sábado y cerrándola con los fuegos artificiales ocho días después, a las 00.00 horas del domingo siguiente.

La ciudad se enfrenta a este posible cambio -tan sustancial como el traslado al recinto actual en 1973- después de una década de transformaciones oficiosas que han dado lugar a la denominada preferia: el fin de semana anterior al alumbrado, cuando, pese a que quedan muchas tareas que realizar y bastantes casetas aún no están disponibles, el recinto se llena de personas deseosas de adelantar la fiesta.

No se trata de una cuestión subjetiva. La subdelegada del Gobierno central en Sevilla, Felisa Panadero, advirtió ayer de la necesidad de tomar medidas respecto a los días previos al comienzo oficial ante la gran afluencia de público con el objetivo de garantizar su seguridad, teniendo en cuenta que durante la preferia hay tráfico en el Real, sobre todo de camiones de suministro para las casetas, e incluso en la avenida de cuatro carriles que separa el recinto de las casetas del de las atracciones.

Por contra, en las últimas ediciones de la Feria se ha observado un paulatino despoblamiento el sábado y domingo últimos.

La posible prolongación en dos días responde también a los deseos del sector turístico, en pleno crecimiento, que ve en esta opción un nuevo atractivo para el visitante: un fin de semana para empezar y otro para terminar.

Éste ha de ser, sin duda, uno de los asuntos que centre la atención en la Feria de Abril que acaba de comenzar entre nubes. El pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) habla de unos primeros días marcados por la inestabilidad y las lluvias, consecuencia de la presencia de bajas presiones al oeste de la Península, con una previsión de mejora y un significativo aumento de temperaturas desde mediados de semana. El miércoles por la tarde está llamado a ser el ‘punto de inflexión’ de la borrasca.

El nuevo alcalde de Sevilla ya ha introducido algunos cambios simbólicos en la celebración. El tradicional alumbrado de la portada -este año, la fachada del antiguo Pabellón de Argentina de la Exposición de 1929- no lo accionó el regidor, como es habitual, sino una niña de 11 años, de nombre Carmen.

Espadas ha puesto también sobre la mesa la posibilidad de facilitar a los turistas -a una reducida parte de ellos, más bien- la entrada en determinadas casetasmediante acuerdos entre los hoteles y los titulares de las concesiones. Se trataría, según el alcalde, de aprovechar las horas en las que algunas casetas de gran tamaño no se encuentran del todo llenas para dar cabida así a visitantes que no tengan otra opción de entrar en una caseta. Los hoteleros ven con buenos ojos la propuesta.

Para la presente edición se han intensificado las medidas de seguridad. El Gobierno ha destinado un total de 2.400 agentes de Policía Nacional, Guardia Civil y personal de la Dirección General de Tráfico para garantizar la seguridad en el recinto y sus inmediaciones, lo que supone un incremento del 6 por ciento con respecto a 2015. Un dispositivo de tráfico especial de la Guardia Civil estará activo hasta el 18 de abril, y las patrullas del Seprona y los equipos municipales realizarán controles alimentarios en el recinto ferial toda la semana.

El Ayuntamiento, por su parte, moviliza a toda la plantilla de la Policía Local con el propósito de que medio millar de agentes patrullen por el Real en turnos de mañana, tarde y noche.

Renfe va a reforzar la conexión Madrid-Sevilla con veintidós trenes AVE en doble composición durante el fin de semana. En total, Renfe ha programado 16.000 plazas adicionales en los servicios AVE que comunican Sevilla con Madrid y Barcelona durante la Feria, de las que 9.000 corresponden a los trenes Madrid-Córdoba-Sevilla y 7.000 a los Barcelona-Zaragoza-Sevilla. Para ello, se han programado desde 26 trenes en doble composición, es decir, con el doble de plazas habituales.

Los que no llegarán a la Feria serán los cerca de cien pasajeros del crucero ‘Tere Moana’, habitual por estas fechas en el puerto de Sevilla, y que no ha hecho escala finalmente en la ciudad como consecuencia de contratiempos sufridos en su navegación por las adversidades meteorológicas. Hasta el sábado está prevista lallegada de otros cuatro cruceros.

 

 

FUENTE: PORTALDENOTICIAS.ES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*