Aeropuertos, estaciones de tren y de autobuses
cerrarán si la alerta anti-yihadista alcanza el nivel 5

España está, desde el pasado viernes, en el nivel 4 de alerta anti-terrorista, después de los atentados yihadistas en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia. Y, aunque el ministerio del Interior ha anunciado que se volverá al nivel 3 si no hay riesgo de atentado inminente, desde el departamento de Fernández Díaz también se ha activado el protocolo de actuación en caso de que el riesgo aumente.

Detencion-yihadista-Espana_ECDIMA20150318_0020_28

Detención de un Yihadista en España

Los jefes de las Brigadas de Información del Cuerpo Nacional recibieron el pasado lunes undocumento reservado con las medidas a llevar a cabo en caso de que España se vea obligada a elevar a 5 el nivel de alerta en previsión de un ataque yihadista.

Este nivel, el máximo en la escala de riesgo, incluye las situaciones de “inminente atentado terrorista” y de “atentado terrorista”. Por lo tanto, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tendrían que llevar a cabo actuaciones solo contempladas para casos de extrema gravedad, como el cierre de las redes de comunicación, tal y como pasó tras el 11-M.

Las fuentes consultadas por este diario explican que, con el cambio introducido en mayo por Interior en los niveles de alerta anti-terrorista -del 0 al 4 de antes al 1 a 5 actual- se han modificado las medidas de actuación. Éstas, en el caso del nivel 5, han sido transmitidas a los mandos policiales tras los atentados yihadistas en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia

Medidas de valoración del riesgo

En el documento enviado por Interior a las Brigadas de Información, se habla en primer lugar de las medidas a llevar a cabo para valorar el riesgo real de atentado.

En este apartado, el Ministerio del Interior realiza indicaciones precisas, que también involucran al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), al Centro Nacional de Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC) y al Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE). Son las siguientes:

–Realizar el análisis de riesgos, amenaza y vulnerabilidad de los activos. Es decir, preservar la seguridad de los propios agentes, objetivo de los yihaidstas.

–Actualizar el catálogo de activos. Tener información precisa del destino de todos los agentes.

–Asegurar y valorar la coordinación con otros planes y políticas de seguridad así como con el Sistema de Seguridad Nacional (SNN).

Medidas de reducción de riesgo

En el escrito distribuido de forma reservada por el Ministerio, existe un segundo apartado, que incluye las medidas de reducción del riesgo ante un atentado inminente. Son las siguientes:

–Ajustar la política de comunicación al nivel 5 de activación del Plan.

–Solicitar la colaboración prevista de las Fuerzas Armadas.

–Activar mecanismos de coordinación con otras Administraciones, así como con entidades u organismos afectados.

Cerrar o restringir el uso de las redes de transporte. En esta medida, las fuentes policiales consultadas incluyen los aeropuertos, las estaciones de tren y de autobuses.

–Activar con carácter permanente los centros de coordinación de los órganos directivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

–Reforzar dispositivos específicos tendentes a reducir el impacto y/o la continuidad de acciones terroristas.

–Alcanzar el máximo esfuerzo en el reforzamiento de dispositivos policiales previstos para los niveles anteriores.

–Activar una mesa de responsables de seguridad de operadores críticos en apoyo de los órganos de dirección, coordinación y gestión de la crisis.

–Reforzar la coordinación en materia de ciberseguridad y actuar la actuación conjunta de los distitntos organismos nacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*